Obertura: Con la lámpara a cuestas (2/2)

Ya saben que a mí me gusta encontrar casualidades y curiosamente y desde las mismas fuentes políticas y partidistas, usufructuarias del Tripartito, en los prolegómenos de las elecciones generales de marzo pasado saltó el escándalo de la Hacienda de Irún que también tiene comisión de Investigación a punto de sacar conclusiones

Pero nuestro candidato quiere repetir la dulce y productiva experiencia que considera entramado medular de la política vasca y el jefe del GBB los considera además candidatos idóneos a formar una amplia fuerza abertzale soberanista donde el PNV sea una sigla no quien marque el camino.

¡No va a haber silencio! ¿Qué podemos decir y hacer militantes no consultados y ciudadanos perplejos ante tanta navaja abierta sin saber para qué? O en su caso para seguir cortando una delgada lámina al queso, ajenos al duro futuro próximo, de nuestro País.

Permitidme que saque la LAMPARA a escrudiñar lo sucedido.

No me resigno a seguir encerrado en mi hueco viendo y oyendo lo que sucede y esperando un final no deseado. No me resigno al todo vale en política y desde la política para continuar sumando parcelas de poder con las que influir según mi conveniencia. Me revelo ante el todo vale contra el PNV, y ante que en el PNV haya quien esté como un boxeador sonado o como un tigre agazapado esperando fracasos atribuibles a otros para recuperar la posición pretendida y que los votos internos no le han dado.

No me resigno a explicar los fracasos sucesivos por contubernios ajenos y culpas de otros. No me resigno a aceptar la segregación realizada entre la militancia del PNV en Gipuzkoa y la mentira que la sostiene.

No me resigno a estar cabreado permanentemente con España para luego reclamarle competencias de un Estatuto que se dice caducado. No me resigno a estar enfrentado habitualmente con los sindicatos, con los que no son nacionalistas, con las Comunidades Autónomas vecinas, con no pintar en Europa, a no acompañar activamente a nuestros empresarios y ciudadanos en su incertidumbre económica y mantenerse pasivo ante el crecimiento del desempleo.

No me resigno ante la falta de reacción de nuestros dirigentes ante colectivos y asociaciones de representación limitada, interesada y partidista que no respetan y quieren sustituir a nuestras Instituciones y anular sus directrices. No me resigno a que no avancen los proyectos que continúan desarrollando y enriqueciendo nuestro País porque alguien que no participa voluntariamente (sic) en la vida y debate político que este Pueblo ha elegido decida que no se van a hacer y además amenace y se calle ante quien mata.

No me resigno a que amigos míos y otras personas desconocidas lleven escolta y se sientan amenazados. No me resigno a que se defienda tibiamente la libertad y las Instituciones que este Pueblo Vasco libremente se ha dado.No me resigno a que se llame ladrones y amenace a los concejales nacionalistas elegidos democráticamente y nuestros responsables territoriales se queden callados.

No me resigno.

Como mi homónimo sigo “buscando personas” que las hay, con las que hablar y si es posible reconstruir.

Una respuesta a “Obertura: Con la lámpara a cuestas (2/2)

  1. Ardua labor la del que porta la lámpara. Amig@ peregrin@. Buscador. Todos está delante de nuestra narices. ¿Es que puede haber tanta niebla como para no ver la pared?. No te resignes. Es la obra del ser humano…, del imperfecto humano…; nacionalista éste…, abertzale.

    No te sientas sol@. Cada vez somos más l@s descontent@s. Pero es que no hay mucho más.
    En mi caso: tener en paz mi conciencia y trabajar por ser cada día más honrado…, conmigo mismo…, con el prójimo; con la verdad…, con mi verdad.

    Corren malos tiempos para la lírica; quizás nunca fueron buenos para la misma. El silencio aporta respuestas. Algo nos pasará factura…; si es que no la estamos pagando,ya!. Mala herencia compañer@. Mucho empecinamiento. Aquí nadie se equivoca. ¡Peligro!

    Apuesto por que EAJ-PNV recobre la centralidad a todos los niveles y en todos los terrenos. Utopía. Creo en el ser humano que reconoce sus errores. Yo soy hijo de esa especie. Sería bueno releer a nuestro clásicos…; y por clásicos nombro a: José Antonio Agirre y Lekube, a Manuel Irujo, también a Landaburu. Asignatura pendiente de mucho oportunista. Lección olvidada, si la tuvo, de X. Arzalluz. Lamentable herencia.

    Apostemos por lo que hay, sin claudicar de nuestros principios e ideales; por Ibarretxe, por Urkullu. Pero que entre tod@s sepamos que hace tiempo que estamos jugando con fuego y…, el que con fuego juega…

    Urte berri on danori.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s