Obertura: Con la lámpara a cuestas (1/2)

El otoño en su faceta climatológica me ha dejado frío,en su faceta política me tiene helado.

Pretender escribir unas reflexiones sobre la vida y situación política en Euskadi no es tarea confortadora. Habrá a quien le interese tu opinión. A quien sólo le seduzca conocer al autor para continuar leyendo o cortar despectivamente. Considero que a alguno le puede sugerir una idea o saber que se coincide, aún con matices, en la observación de la realidad cotidiana de nuestro pequeño País. Pero muy pocos te darán su opinión o te aportarán una idea que avance sobre las tuyas o las mejore y las amplie.
Llevo como se habrá observado mucho tiempo callado, rumiando los aconteceres que “nos suceden” cada día contra nuestra voluntad desde el sector político. Teniendo que soportar discursos políticos y adoctrinamientos, sobre el sentir y la voluntad de nuestro Pueblo, por parte de protagonistas erigidos en líderes que no admiten discusión ni error propio y que si antes de abrir la boca retornaran sobre sí mismos y sobre las palabras que van a decir ganaría nuestra autoestima como personas adultas, maduras y con capacidad de pensamiento.

Me retrae tener que ser crítico, agrio y punzante y sobre todo transmitir a terceros esas impresiones o contribuir con ello a aumentar el desconcierto, desánimo y desaliento que están instalados en la militancia nacionalista (del PNV y de EA) y en los ciudadanos nacionalistas, o no, que tenían a nuestro Partido como una referencia segura y por lo tanto le reconocían autoridad, respeto, y la mayoría apoyo.

Me preocupa la falta de debate, autocrítica, inconformismo, revisión. Cuando lo hay es únicamente una expresión dentro de un ambiente de amistad y confianza en el que los interlocutores sabemos que nos desahogamos pero que no tenemos con nuestra conversación más que una expresión de de desahogo de hondas preocupaciones pero sin efecto, responsabilidad y ni consecuencia alguna.

Nadie nos pide ideas, opiniones, y sabemos también que cuando las subimos hacia arriba no hay respuesta ni por teléfono, ni por correo electrónico, ni por correo postal, ni de viva voz. Silencio.

Hay en nuestro entorno un enorme pero locuaz silencio. Era menor cuando las elecciones municipales. Fue creciendo cuando las generales. Ahora es mayor y se percibe. O se quiere ignorar porque oírlo lo oyen todos.

Nuestros dirigentes claro que hablan y mucho. Los actores del Tripartito también lo hacen como portavoces de todo el Gobierno, perdón de su Gobierno Vasco y de nosotros mismos. Cuando las víctimas de un infame y miserable asesinato ponen a ETA en el sitio que ellos deberían haberle puesto espontáneamente corren a solidarizarse, veinte días más tarde.

En nombre de la transparencia y por iniciativa propia organizan y dirigen Comisiones de Investigación, contra los actos de un Gobierno como si fuera ajeno, para investigar a una compañera de Gobierno en el que se comparten responsabilidades. Todos son flamantes gobernantes, pero el cajón de los trapos sucios sólo lo tiene el PNV. En nombre de nuestros valores éticos machacan a la legítima Portavoz del Gobierno Vasco que coincide que es del PNV.

2 Respuestas a “Obertura: Con la lámpara a cuestas (1/2)

  1. Ongi etorri.

    Espero tu segundo post, si bien con el primero y como introducción del siguiente, coincido completamente. No existe peor censura que la autocensura; algo muy instalado entre nosotr@s.
    El templo esta vacío…; sin embargo los predicadores continúan con sus sermones. Son tiempos de cambio y mutación…; incluida la piel de la serpiente, mientras la aizkora sigue pidiendo más manos. Manos sucias.

    Hay que ser muy deportista…, muy positiv@…, quizás muy ingenu@ para seguir ilusionándose con las cosas-causas de la patria; gure aberr¡. Es verdad…, es una verdad como un pino: NO NOS ESCUCHAN…, NO PINTAN NADA NUESTRAS OPINIONES…, NO PORTAMOS LA MISMA TÚNICA. No hay más sitio en el convento.

    Llegan elecciones y habrá que sacar fuerzas de flaqueza y defender sin rechistar lo que tenemos; que ni es lo mejor ni mucho menos lo peor. Es lo nuestro: AÑOS DE SUMISIÓN AL GUIÓN INCONTESTABLE. Es la cultura democrática que nos hemos dotado; es el menosprecio que hemos adminitido; es la exclusividad del claustro. También el pecado y la virtud.

    La vida sigue…, la corriente nos lleva…, la realidad nos supera…; ¿puede ser todo ello de otra manera?. Hago votos porque así sea.

  2. El Nieto de Sabino

    Querido Diógenes:
    Estoy de acuerdo contigo en casi todo. Necesitamos tu voz, y todas las voces. No puedes desertar, mientras quede un solo hombre.
    Yo espero que el tripartito, como Lizarra, pase a la historia.
    Que, ¡por fin!, en marzo comencemos a reflexionar en serio, en primer lugar, sobre nuestros (muchos) errores y, sobre todo, que diálogo sea también escuchar, que es exactamente, lo que hasta ahora no hemos hecho. Nuestras propuestas ha sido siempre unidireccionales y unipersonales, incluso hacia nosotros mismos.
    Pero yo soy optimista: guardo un recuerdo imborrable de gentes como Roman Sudupe, Jesus Insausti y Josu Jon Imaz y siempre he pensado que si, hoy, somos algo se lo debemos a ellos (sobre todo a ellos). Porque nos enseñan algo de lo que nos hablaban nuestros mayores: Patriotismo (sinónimo de generosidad).
    Necesitamos que el candidato lo sea de EAJ y no de él mismo, de un consejo político, o de un señor de Akoitia. Tiene inteligencia y respaldo de sobra para serlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s