Yo estuve en el partido Catalunya-Euskadi de 2006

Josu Erkoreka en su blog.La prensa de hoy cuenta que el plante de las estrellas vascas del fútbol a la denominación Euskadi, comenzó a urdirse en el encuentro amistoso que las selección vasca celebró con la Catalana en el Camp Nou, a principios de octubre de 2006. Estuve en aquél partido. Y he de confesar que, aun cuando pasé un buen día, y el partido fue bastante bueno, no regresé con buenas impresiones.

Aquella mañana, Iñaki Anasagasti y yo tomamos el vuelo de Iberia Bilbao-Barcelona que salía a las 8 de la mañana -últimamente creo que los horarios han cambiado- y en el aeropuerto del Prat salió a nuestro encuentro el -entonces- diputado de CiU Jordi Villajoana.

Jordi nos llevó a desayunar y luego nos organizó una interesante visita a las bien dotadas instalaciones deportivas del Barca, donde asistimos a un partido de baloncesto, que se celebraba en recuerdo y homenaje a Nacho Solozabal; un catalán, hijo de vascos, que había desarrollado una brillante trayectoria deportiva en el equipo.

Después, nos invitó a comer a uno de esos restaurantes que sólo se conocen de la mano de alguien de lugar: Buena comida, buena atención y precio ajustado.

Por la tarde, nos dirigimos al Camp nou. En la calle, reinaba un ambiente fabuloso. Hinchas de ambas selecciones animaban a sus respectivos equipos y confluían en una reivindicación que reclamba para ellos la plena oficialidad.

En el palco -que es inmenso- se respiraba un excelente clima. Imperaban la fraternidad vasco-catalana y una competitividad amistosa y muy deportiva.

En los preliminares del partido, sin embargo, ocurrió algo que, al menos a mí, me disgustó bastante. Primero se cantó El segadors, al que los catalanes pusieron voz entusiásticamente. El himno catalán es muy solemne y, cantado, adquiere una gran profundidad. Me sobrecogió. Aplausos.

Después llegó el turno del himno vasco. Pero el resultado nada tuvo que ver con el catalán. En la megafonía comenzó a sonar el Eusko Abendaren Ereserkia: Gora ta gora Euzkadi…Pero casi nadie cantaba. Peor aún, desde determinadas zonas del campo empezaron a aflorar ruidosas protestas que, sin duda, pretendían expresar un rechazo. Los catalanes estaban sorprendidos. ¿Qué ourre? Entre los gritos que perseguían boicotear el himno, logré identificar una reivindicación: Beste bat, beste bat. Conforme avanzaba la música, el ruido no sólo no menguaba, sino que se hacía más y más molesto. Fue bochornoso. Los catalanes insistían: ¿Qué pasa?

A Villajoana tuve que resumirle lo que sucedía. No les gusta este himno. Reclaman otro. El del soldado vasco.

El partido no fue malo. Empatamos a dos. Un resultado que, a la vista del nivel que últimamente presenta el fútbol vasco, no es precisamente despreciable. La jornada acabó con un marcado tono festivo. Ambas aficiones celebraron el partido, el resultado y la aspiración compartida hacia la plena oficialidad de ambas selecciones.

Pero a mi juicio, el día quedó marcado por una mancha negra. El desagradable episodio del himno me dejó muy apenado.

Hoy, tras el grotesco motín protagonizado estos días por los futbolistas vascos, todo se ve más claro. Aquel fue el último partido que la selección vasca jugó bajo el nombre de Euskadi. Es evidente, pues, que no sólo se quieren cargar la denominación histórica de la selección. También combaten el himno. Y luego vendrá la bandera: Querrán sustituir la ikurriña por el arrano beltza. Y así sucesivamente, hasta convertir nuestro país en un erial irreconocible. Si les dejamos, seguirán avanzando sin límites.

Con todo, la cosa no deja de tener un cierto punto paradójico. Los toscos chillidos que en Camp nou reclamaban groseramente otro himno, pretendían sustituir el actual, aprobado por el Palamento vasco, por el Eusko gudariak que, como todo el mundo sabe, evoca a los soldados vascos que, en la guerra civil, luchaban “Euskadi askatzeko”; es decir, “para liberar Euskadi”, no Euskal Herria. En aquella conflagración, los apasionados de Euskal Herria estaban enfrente, formando parte de las unidades de requetés que tan entusiástica y eficazmente engrosaron las filas del ejército franquista.

Los que conocieron a José María Aznar durante su etapa de presidente, dicen que cuando alguien planteaba el riesgo de contrariar con alguna iniciativa gubernamental la opinión pública española, afirmaba: “La opinión pública española no cuenta. Mi gobierno la puede cambiar en 48 horas”. Y es cierto. Lo hacía. Vaya si lo hacía.

En Euskadi emergen también ingenieros de la opinión pública que, al parecer, están a punto de hacer creer a gran parte de la sociedad vasca que la Euskal Herria de los requetés que apoyaron a Franco, constituye la más firme reivindicación de la nación vasca.

2 Respuestas a “Yo estuve en el partido Catalunya-Euskadi de 2006

  1. Es hora de despertar. Toda aquella persona con un mínimo de cordura…, que se reclame abertzale…, sensato…, independentista…, pragmático…, sensible por su País Vasco y/o Euskadi…, ¡debe de despertar!. EAJ-PNV debe de despertar!!!. NOS QUIEREN SACAR DE LAS INSTITUCIONES.

    Los señores: Ziarreta,Otegi, Diez, Elorrieta, etc.etc. ¡NOS QUIEREN QUITAR SACAR DE LAS INSTITUCIONES!.¿Nos estamos enterando?. De aquí a Marzo hay mucha labor por delante; mucha dialéctica; mucha historia; mucho de muchas cosas y/o causas, por las que pelear…, defendernos…, denunciar…, etc.etc.

    Es tiempo de plantar cara a toda la insurgencia destructora y revolucionaria dominada por la izquierda abertzale radical y por los pusilánimes y acomplejados patriotas de Eusko Alkartasuna.

    Llega el tiempo de la verdad para todos. Ahora o…

    ¡Gora Euskadi Askatuta!

  2. Las selecciones autonómicas no deben molestar a nadie.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s