La radical coherencia política de la izquierda autodenominada abertzale (3)

Josu Erkoreka en su blog.

En esta tercera entrega, aportaré una pequeña reflexión sobre lo que constituye el núcleo central de la serie de comentarios que he introducido en el blog en los últimos días. Desde la izquierda radical autodenominada abertzale, se acusa al PNV de renunciar a la  causa nacional vasca, por marginar a Navarra y olvidarse de Iparralde. La imputación no es nueva -en realidad se encuentra formulada desde hace ya muchísimos años- pero aflora últimamente, con renovado énfasis, reformulándose, curiosamente, no como algo achacable al conjunto del PNV, sino a una parte del mismo.
Ahora bien, ¿tiene la izquierda radical autodenominada abertzale autoridad moral alguna para vigilar la ortodoxia nacionalista vasca de las demás formaciones políticas? Creo que no. Y pienso, además, que los jeltzales haríamos mal en considerar que son ellos los que marcan la única ortodoxia legítima del nacionalismo vasco. Yo, al menos, no siento ningún complejo ante quienes creen que el compromiso nacional con Euskadi pasa, inexorablemente, por gritar más y defender estrategias más radicales.

Cuando ETA puso fin a la tregua de 1998, hizo pública una estrategia política que, en aquel momento, era, a su juicio la única asumible para un abertzale que se pretenda coherente. En su comunicado de noviembre de 1999 afirmaba: “Hitz gutxitan, hay da Euskadi Ta Askatasunak ontzat ematen duen proposamen politikoa: Araba, Bizkaia, Gipuzkoa, Lapurdi, Nafarroa eta Zuberoako euskal hiritarrek libre eta demokratikoki hautes-eremu bakarrean legebiltzar Konstituziogile subiranoa hautatzea. Hots, euskal hiritar bakoitzaren bozal berdin balio dezala Euskal Herri luze-zabalena”.

Para ETA, como se ve, lo que procedía en aquel momento era convocar unas elecciones en los seis territorios vascos, constituidos en circunscripción única, para que los ciudadanos residentes en todos ellos, participasen, libre y democráticamente, en la constitución de un parlamento soberano y constituyente, que diera forma jurídica definitiva a un nuevo Estado vasco. Como cabe suponer, los dirigentes de la izquierda radical vasca hicieron puntualmente suyo ese planteamiento, defendiéndolo con ardor en los debates y foros en los que participaron durante los meses siguientes.

La propuesta me extrañó, porque negaba el derecho de autodeterminación. Curiosamente, ETA -y, tras ella, la izquierda radical vasca- renunciaba a preguntar a los ciudadanos vascos sobre el estatus político que deseaban para el País Vasco. La organización terrorista se erigía en intérprete supremo de la voluntad popular y decidía, por sí misma, y sin necesidad de consultar al nadie, que el estatus futuro de Euskadi había de ser el de un Estado independiente y soberano, cuya constitución debía arrancar de las elecciones constituyentes panvascas que reclamaba en su comunicado. Euskadi ya se había autodeterminado. ETA había decidido por ella -sea cual fuese la voluntad real de sus ciudadanos- que debía optar por la conformación de un Estado independiente y soberano.

No entro ahora, en otra consideración, que sería muy interesante desarrollar, pero renuncio a hacerlo, porque desviaría la atención de lo que quiero hacer notar. El comunicado de ETA concluía exclamando:

“Gora Euskadi askatuta!
Gora Euskadi sozialista
Jo ta ke independentzia
eta Sozialismoa lortua arte”

Según estas proclamas, ETA no iba a poner fin a su actividad por el hecho de que se iniciase un proceso constituyente en todos los territorios vascos. No. ETA se marcaba como objetivo una Euskadi independiente y socialista. Y anunciaba que no iba a cesar su actividad terrorista, hasta que consiguiese hacer efectivas ambas metas: la independencia y del socialismo. De modo y manera que si la asamblea constituyente vasca que eventualmente resultase de las elecciones cuya convocatoria exigía, no garantizaba la creación de un Estado socialista del gusto de ETA, ésta no iba no iba a cesar el fuego hasta conseguirlo.Pero dejemos ahora este asunto.

El fin del último alto el fuego, decretado por ETA a mediados del 2007, ha puesto en circulación otra propuesta política. La propuesta que durante los últimos meses viene impulsando y defendiendo la izquierda radical vasca por todos los rincones del país. Una propuesta que, según ellos, incluye “el cambio que necesita Euskal Herria” y que pondrá fin al conflicto.

Un folleto muy bien editado que he recibido en el buzón de casa, desgrana su contenido: Lau herrialdeetarako autonomia + erabakia. Es decir, autonomía, hoy, para los cuatro territorios vascos peninsulares, con reconocimiento del derecho al ente autónomo a decidir libremente su estatus futuro.

Como se ve, se trata de una propuesta que nada tiene que ver con la que hicieron pública en 1999, que sólo admitía unas elecciones constituyentes inmediatas en todos los territorios vascos. Si alguien se hubiese atrevido entonces a formular esta propuesta, le hubiesen tachado de claudicante, porque renunciaba a la territorialidad y legitimaba la división de Euskal Herria. Incluso Gara le hubiese podido dedicar un reportaje “informativo” poniendo en evidencia sus contradicciones y renuncias.

Ahora, son ellos los que renuncian a la territorialidad, sin que pase nada. Pero ellos pueden lo que quieran, porque la ortodoxia de lo nacional les acompaña siempre. Por eso ellos pueden ser coherentes siempre. Porque la línea que separa lo coherente de lo incoherente la marcan ellos.

Por cierto, en el folleto que he recibido en casa, se describe gráficamente una evolución política, que culmina con un mapa completo de Euskadi, pintado de rojo y con una estrella de cinco puntas señalando la ubicación de Iruña, como capital.

Supongo que será una manera plástica de expresar aquello de “Jo ta ke independentzia eta sozialismoa lortu arte”. Es decir, que no cesarán hasta que cumplan ambos objetivos.

¿A quien reservarán el papel de Ceaucescu?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s