Una vez más, Cristina Garmendia se cubre de gloria

LeónJosu Erkoreka en su blog.

El martes pasado, Cristina Garmendia estuvo en Bilbao. Y pió. No faltaba más; pió. O, para ser más exactos, volvió a piar. Y lo hizo, además, con el desacierto al que nos tiene acostumbrados.

Nada puede objetarse al hecho de que hablase. Es lógico y comprensible que una ministra del Gobierno de Su Majestad, que se pasea por las provincias del reino en labores de zapa preelectoral de la mano de su edecán vasco, Patxi López, pronuncie algún que otro discurso. Es lo normal. Lo que sorprende es que su alocución a los empresarios vascos y los medios de comunicación, no se limitase a explicar los planes que el ministerio que dirige abriga en el ámbito de la investigación. No. Lo que llama la atención es que sintiese la incontenible necesidad de adentrarse en aguas políticamente turbulentas y llegase a afirmar con evidente afán provocador que, a Euskadi, ni le interesa ni le resultaría económicamente rentable la transferencia de la Investigación científica y técnica.

Como he explicado ya en otros comentarios de este blog, hace unas semanas, el Grupo Parlamentario vasco del Congreso de los Diputados presentó una interpelación al Gobierno sobre la transferencia al País Vasco de la I+D. Entonces, Garmendia rehusó responder personalmente a nuestra iniciativa. Se parapetó tras la ministra de Administraciones Públicas, a la que encomendó la honrosa misión de decirnos que, fueran cuales fuesen las promesas hechas por Patxi López en relación con el desarrollo del autogobierno vasco, el Gobierno de Zapatero no iba a hacer efectiva esa transferencia a Euskadi. ¿Por qué Garmendia no subió entonces a la tribuna del Congreso para decirnos, con luz y taquígrafos, lo que ahora dice en Bilbao ante los medios de comunicación? ¿Por qué entonces se ocultó tras Elena Salgado y ahora rompe a hablar ante los magnetófonos y las cámaras de la prensa? ¿Acaso Garmendia no sabe que es en el Parlamento donde un ministro debe rendir cuenta de su gestión? ¿O es que prefiere hablar ante interlocutores complacientes, que hacerlo ante diputados que pueden replicarle y contestar a sus alegaciones.

Para interpretar en su auténtica dimensión el gesto de Garmendia, conviene reseñar que, la semana pasada, los diputados del PNV presentamos otra interpelación sobre la transferencia a Euskadi de las instituciones penitenciarias situadas en territorio vasco. Lo coherente hubiese sido que a esta interpelación -exactamente igual que a la primera- respondiese, también, la ministra de Administraciones Públicas. Pues no fue así. En este caso, la interpelación fue respondida por el ministro del ramo, Alfredo Pérez Rubalcaba. ¿Qué extrañas razones, qué oscuros arcanos de la política han hecho que para hablar de la transferencia de I+D saliese a la tribuna la ministra de Administraciones Públicas y para hablar de la transferencia de prisiones el ministro del ramo? ¿Por qué no salió en ambos casos el ministro del ramo? O, lo que es lo mismo, ¿por qué no lo hizo la ministra de Administraciones Públicas? A mi juicio, la respuesta es clara. Lo dejé escrito en otra ocasión. Cristina Garmendia no quiso dar la cara.

Pero volvamos a la visita que el martes giró a Bilbao. Garmendia ha afirmado en el transcurso de la misma que al País Vasco no le resultaría rentable la transferencia de I+D. A su juicio, lo que a Euskadi le interesa es “no quedarse fuera de la política del Estado” y aspirar a “alguna de las sedes de los organismos que se van a implantar”. Y es en eso en lo que deberían centrarse los vascos, y no en solicitar la transferencia de Investigación.

Reconozco que cuando leí estas declaraciones por primera vez, me llevé una sorpresa mayúscula. Tuve que releerlas una y dos veces, para cerciorarme de que, en efecto, decían exactamente lo que había entendido en la lectura inicial. Cuando confirmé este dato, entendí por qué Cristina Garmendia prefería hablar a la prensa, que defender sus posiciones en el Parlamento. Garmendia no sabe de lo que habla. Puede parecer mentira que una ministra desconozca lo que debería ser el ABC del departamento que dirige, pero es así. Garmendia lo ignora todo sobre el modelo vigente de reparto competencial en materia de Investigación. Y ante la prensa, su bochornosa ignorancia puede quedar disimulada, pero ante el Parlamento, no. En el Congreso, los diputados interpelantes hubiésemos tenido que poner en evidencia las lagunas que exhibe, provocando su rubor y el de todos los ciudadanos propensos a sentir vergüenza ajena.

Alguien debería enseñar a Cristina Garmendia que el sistema de reparto de competencias vigente entre el Estado y Euskadi en materia de Investigación, es el de concurrencia competencial.

Alguien debería enseñar a Cristina Garmendia que según este sistema, tanto el Estado como la Comunidad son competentes para diseñar sus respectivas políticas de investigación, que podrán buscar espacios de colaboración y cooperación, pero podrían, también, discurrir, total o parcialmente, por cauces paralelos.

Alguien debería enseñar a Cristina Garmendia que la transferencia que Euskadi solicita -el Parlamento vasco ha aprobado en más de una ocasión y por abrumadora mayoría la necesidad de llevarla a cabo- no significa que, una vez realizada, el Estado haya de inhibirse en el País Vasco y suprimir toda su presencia -directa o promocional- en el ámbito de la Investigación, sino que las instituciones centrales han de compartir con las autonómicas los recursos que viene destinando a este fin, para que sea cabalmente posible el modelo concurrencial que diseña el bloque de la constitucionalidad.

Alguien debería enseñar a Cristina Garmendia que, precisamente porque esto es así, el compromiso solemne que el Partido Socialista de Euskadi asumió con el autogobierno vasco mediante la aprobación y ulterior presentación pública del llamado Plan Guevara, establecía, textualmente que

“Por lo que se refiere a la competencia sobre Investigación Científica y Técnica, que el Estatuto reconoce como competencia exclusiva, en coordinación con el Estado, procede realizar una lectura detallada de los distintos componentes de la política de I+D+I (investigación fundamental, aplicada, formación) para determinar qué ámbito de la Administración y que sistemas de cooperación son los más adecuados para una eficaz actuación en la materia. Como resultado de dicha lectura y tras la definición de las cargas asumidas y no asumidas en materia de I+D+I se procederá a la imputación de las mismas dentro del Cupo, y deduciéndose las cantidades correspondientes en función de las competencias que asuma la CAPV en dicha materia”.

Alguien debería enseñar a Cristina Garmendia que, con arreglo a este compromiso público del PSE, el Gobierno al que pertenece tiene que asumir la necesidad de alcanzar un arreglo financiero con el Gobierno vasco, para dejar en manos del ejecutivo vasco, los fondos que necesita para el diseño de su propia política de investigación, sin que ello signifique el País Vasco haya de quedar excluido de la política del Estado, que seguirá teniendo sus obligaciones para con Euskadi.

Por lo que se ve, nadie ha explicado a Garmendia todo esto, que es esencial para conducirse con un mínimo de rigor en el ministerio que acaudilla. A la política hay que venir con la lección aprendida. Y por lo que se ve, Garmendia no lo ha hecho todavía. Le conviene, por ello, caminar con prudencia, y no con el negligente arrojo con el que lo está haciendo. De ahí que, una vez más, se haya cubierto de gloria.

Con todo, lo más patético es que Garmendia desautorizara abiertamente y sin ambages los compromisos públicos que Patxi López adquirió en relación con el autogobierno vasco -el de la transferencia del I+D era uno de ellos-, sin que al candidato socialista a Lehendakari, que estaba presente en el acto, se le moviese un músculo de la cara.

Es lamentable, pero esto es lo que cabe esperar de la fiabilidad de las proclamas de Patxi López a favor del autogobierno de Euskadi.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s