Más efectivos para la Brunete

LeónJosu Erkoreka en su blog.

Hace unos días me hacía eco en este blog de las maniobras que creo detectar en la Brunete intelectual hispana para resucitar, con formás más elaboradas y sutiles, la sagrada alianza que Redondo y Mayor Oreja sellaron el año 2001 para erradicar de las tierras vascas la pecaminosa secuela que han dejado en su seno, el nacionalismo vasco y, muy especialmente, la acción institucional desarrollada por el PNV durante los últimos treinta años.

Se trataría, ahora, de retomar aquella iniciativa, pero de forma camuflada. O dicho en otros términos, de hacer lo mismo que en 2001, pero sin que se note.

Patxi López dice que no. Que jamás volverá a la política de frentes que el PSOE auspició, de la mano del PP, en las elecciones autonómicas de 2001. Y lo dice, además, con gran énfasis y aparato. Incluso desautorizando a Ramón Jauregi, que dejó sugerida la posibilidad de una colaboración de ese estilo.

Pero si Patxi López dice que no, lo más probable es que sea que sí. Y que su negativa pueda ser interpretada como un indicio claro de que esta vez lo quieren hacer disimuladamente. También en Navarra, hace un año, repitieron hasta la saciedad que bajo ningún concepto iban a pactar con UPN. Y pasó lo que pasó. Hoy UPN gobierna en la comunidad foral con el respaldo del Partido Socialista.

Esta semana, han seguido aflorando en algunos medios de comunicación, voces que apuestan por la estrategia de colaboración PP-PSOE que Patxi López dice rechazar. Una de ellas, procedía nada menos que de Mariano Rajoy, que el día de San Juan compareció en el foro ABC.

En el coloquio posterior a su discurso, un periodista le preguntó al presidente del PP si estaba dispuesto a apoyar al candidato socialista, Patxi López, en el supuesto de que el PSE ganase las elecciones autonómicas. Rajoy respondió que el ganador de esos comicios iba a ser el PP. Pero después de la gracia inicial -y consciente de que este asunto, en Madrid, no es, precisamente, de los que se presta a los chistes- expresó su disposición a hablar con el PSOE para «construir una alternativa distinta» en el País Vasco, «si ellos quieren». En el reportaje que el ABC publicó al día siguiente, el periodista observaba que la opción esbozada por Rajoy “recuerda al «frente constitucionalista» que formaron PP y PSE en las elecciones autonómicas de 2001”. Esta claro, pues, cual era la idea que latía en el ambiente.

Al día siguiente, el ABC publicaba una editorial en la que explicitaba, una vez más, su apuesta por una “alternativa constitucional” para el País Vasco.

Que el ABC ponga al PNV como chupa de dómine no es una novedad. Siempre lo ha hecho. Sólo dejó de hacerlo durante el franquismo, cuando los Luca de Tena retozaban cómodamente en el fangal político diseñado por el caudillo, mientras el PNV, ilegalizado, perseguido y con toda su dirección encarcelada o exiliada, intentaba abrirse camino en la clandestinidad. Sólo entonces dejó el ABC de criticar al PNV. Y se entiende que lo hiciera. Ýa no hacía falta.

Esta vez, el editorial del ABC, titulado “Indignidad del PNV” no sólo arrojaba basura contra el partido jeltzale. Además, concluía el pliego de cargos, afirmando que “el PNV está dando la mezquina medida de sí mismo y la respuesta política adecuada no es otra que la alternativa constitucional del PP y del PSOE para derrotar al nacionalismo”.

Como se ve, la Brunete sigue ampliando sus efectivos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s