José Ariztimuño Olaso “Aitzol”

Aitzol

De la página de Aitzol Zuloaga Izagirre.

José Ariztimuño nace en Tolosa (Gipuzkoa) el 18 de Marzo de 1896. Su padre, originario también de Tolosa, era un hombre corpulento que trabajó en la fabrica de boinas Elosegui. Su madre, Francisca Olaso, era natural de Villabona (Gipuzkoa). Tuvo 10 hermanos: María Dolores (1878 Sierva de Jesús en Vitoria), Felisa (1881 Esclava de Jesús), Manuel Eustasio (1883), Blas (1884 Clérigo de las Escuelas Pías), Casimira (1886), Nemesio (1888 Sacerdote), Ignacio (1890 Jesuita), Zoilo (1893 Murió al año), Zoila (1895) y María Dolores (Murió al nacer).

Pasó sus primeros años de vida en Tolosa, en un ambiente muy euskaldun, realizando sus primeros estudios en un colegio de religiosos Escolapios. Salió de Tolosa muy temprano a causa de sus estudios sacerdotales pero nunca perdió el contacto con su pueblo natal gracias al trato personal con sus compañeros de niñez. Su vocación sacerdotal es fruto del espíritu religioso en que estuvo impregnada su primera educación.

A los 13 años, en 1909 ingresa en el Seminario y Universidad de Comillas en Santander para iniciar los 5 años de gramática, humanidades y retórica. Por aquellos años llegó a Comillas un sentimiento en contra del Euskera, lengua materna de Aitzol, por lo que tuvo que sufrir persecución, e incluso fue expedientado.

La Tonsura, ceremonia de introducción al estado clerical, le fue concedida el 17 de diciembre de 1920. El 18 de Junio de 1922 es ordenado sacerdote en la capilla del Palacio Episcopal de Vitoria y el mismo se encamina con la prensa católica para propagar y difundir la idea misional.

José Ariztimuño tenía un carácter impulsivo y trabajador, una buena intuición y gran capacidad organizativa. Antonio Labayen lo describíría: “Era un trabajador infatigable; buen periodista; de caracter fogoso y atrevido.”

José comienza a escribir el la “Revista de la Unión Misional del Clero” que luego se llamaría “Iluminare” y siguió escribiendo en ella hasta 1929. Escribió una serie de artículos en torno al tema de “Parroquia y Misiones”, estos constituían para José la base fundamental de la organización misional.

Entre 1924 y 1929 se dedicó a una línea de pensamiento más personal en una revista bilingüe para misioneros vascos: “Nuestro Misionero / Gure Mixiolaria” en la que los editoriales son suyos. En 1924 fue destinado a un barrio de Beasáin:Garín.

El 1 de Junio de 1930 sale a la luz el primer número del diario “El Día” donde comienza a firmar varios trabajos con el seudónimo de “Aitzol” (Aitz de Ariztimuño y ol de Olaso). Un periódico destinado a Gipuzkoa, que informa bien, que tiene personalidad vasca y que es cristiano, pero sin dependencia de partido.

Aitzol se daba cuenta que había que trabajar por Euskadi, y para ello tenía que despertar en los vascos una conciencia de su propio ser y los valores culturales del pueblo. Si bien algunos lo colocan como sucesor de Sabino Arana en el Nacionalismo Vasco, sus ideas eran distintas en muchos puntos.

En febrero de 1931 Aitzol expresa “Todas las fuerzas organizadas del País deben converger en la euskerización de la Escuela.” A través de la entidad “Euskaltzaleak” que Aitzol, a partir de 1931, realizará su enorme labor cultural.

Por aquellos años la lengua “el euskara” estaba profundamente unida a la religión. Por ello que la labor de Aitzol estaba dentro de una misma línea. El interés de Aitzol por el Euskera no es desde un punto de vista lingüístico sino como “agente de formación de una mentalidad colectiva”.

Aitzol era contrario al bilingüismo precoz, y recomendaba el uso del español en la enseñanza cientifica y el euskera para las “materias afectivas” (religión, historia, geografía). Hizo una labor de defensa y propagación del euskera con un sentido apolítico, vasquista y no estrictamente nacionalista. Aitzol no era poeta, sino escritor.

Junto a otros intelectuales de la época estaleció los Olerki-egunak o días de la poesía (1930-1936) y el día del bertsolari (1935-1936). Aitzol tocó temas diversos como el teatro, la poesía, el euskara en los niños, la escuela vasca y la unificación del euskara.

A algunos poetas vascos que incursionaron en complejos caminos de poesía (ilegibles) vasca les inquirió “queremos despertar en el pueblo la afición a la lectura… Tenemos que tratar de llegar al nivel popular si queremos atraerlos a la lectura”… “Con el euskara que estamos produciendo, estamos hastiando a los lectores. Los libros no se venden. Estamos haciendo una literatura artificial. No sabemos bajar a las entrañas del pueblo, y los del pueblo huyen; es de verdad lamentable lo que nos está ocurriendo. Cada vez se habla menos en euskara; y se lee menos también” (31 de diciembre de 1934). “Andamos fuera del campo del euskara y los amigos del euskara. El euskara vivo, popular, natural…”. “Aquí ando en lucha brava y diaria queriendo crear el euskera periodístico; a ver si hacemos que los vasco parlantes se aficionen a leer en euskera.”

Tras las elecciones en febrero de 1936 la situación política española comenzó a empeorar. El 2 de agosto de 1936, Aitzol parte a exiliarse en Francia. Pero aún allí presionan para que no reciba cobijo. Decide partir a Bilbao (Bizkaia) el 15 de Octubre de 1936 en el buque “Galerna” que parte de Bayona (Lapurdi). El buque es capturado y Aitzol es apresado y llevado a Pasajes (Gipuzkoa). Es trasladado a la carcel de Ondarreta (Gipuzkoa) donde es torturado, y el día 17 de octubre puesto en “libertad” según los documentos de excarcelación.

En algún momento al filo de la media noche del 17 de octubre de 1936, Aitzol muere fusilado en el cementerio de Hernani.

La “cruzada cristiana” de Franco reprimió con dureza a los vascos, y no dudó en fusilar a 17 sacerdotes, entre ellos a Aitzol, por considerarlo nacionalista, sindicalista y precursor de la doctrina social cristiana.

El Obispo Mateo Múgica, escribe de los sacerdotes fusilados “Desde Franco hasta el último soldado debieron no matar al Venerable y ejemplarísimo Arzipreste de Mondragón, y a otros sacerdotes sino besar las huellas de sus plantas.”

J. Ariztimuño, “Obras completas: Biografía y rasgos mayores de su Obra” Ed. Erein. San Sebastián 1988

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s