El Movimiento Al Socialismo de Evo Morales en Euskadi

León Josu Erkoreka en su blog.

En Euskadi se siguen con mucha atención los procesos de emancipación nacional que se dan en otras latitudes. La radical transformación que el mapa europeo ha experimentado tras la caída del muro de Berlín, por ejemplo, en pocos lugares habrá sido estudiado con tanto detalle e interés como en el País Vasco: La liberación de Estonia, Letonia y Lituania, la división pacífica de la antigua Checoeslovaquia, la reunificación alemana como concreta expresión del derecho a la libre determinación del pueblo germano o el paulaltino desmantelamiento de la República Federal de Yugoeslavia, son procesos políticos a cuyo análisis hemos dedicado los vascos mucho tiempo y esfuerzo.

Euskadi es igualmente una de las principales consumidoras de la producción escrita que versa sobre los referenda convocados en Canadá para su independencia, las fricciones que dividen a flamencos y valones poniendo en riesgo la continuidad de Bélgica o la iniciativa independentista impulsada desde el gobierno autónomo de Escocia, por su presidente, el líder del SNP, Alex Salmond.

No creo descubrir algo nuevo si afirmo que la prensa ha contribuido notablemente a satisfacer este interés.

En unos casos, mediante entrevistas, reportajes y otras piezas informativas que se dedican a poner de manifiesto que Euskadi nada tiene que ver con los países que acometen esos procesos. ¿Quién no ha leido entre nosotros titulares que aseguran que “Kosovo nada tiene en común con el País Vasco” o que “La situación de Montenegro no puede asimilarse a la de Euskadi?

En otros, llamando la atención sobre la existencia en el mundo occidental de casos concretos de ejercicio del derecho de autodeterminación, que se sitúan muy lejos de la clásica teoría del agua salada.

Durante los últimos años, el diario Gara se ha posicionado claramente entre estos últimos. Su línea informativa ha tendido a plantear por qué razón no es posible en Euskadi -perdón en Euskal Herria- lo que la comunidad internacional y la normativa interna permite sin escándalo en Escocia, Flandes o Kosovo.

Llama la atención, por ello, el tratamiento que este diario está dando al proceso de territorialización política de Bolivia donde, en abierta confrontación con el presidente del Estado Evo Morales, líder del Movimiento Al Socialismo (MAS), los territorios de la franja oriental del país, están celebrando una serie de consultas populares (Santa Cruz lo hizo el 4 de mayo, Beni y Pando el 1 de junio y Tarija el 22 de junio) sobre las que quieren basar la legitimidad de su acceso al autogobierno.

Si este fenómeno se hubiese producido en algún país del orbe capitalista, no hay duda de que Gara lo hubiese apoyado con todas sus fuerzas, proponiéndolo como modelo a seguir por parte del Gobierno vasco: Consultas populares expresamente prohibidas por el poder central, para preguntar a los ciudadanos sobre su el contenido y límites de su voluntad de autogobierno. Esa sí que es una manera consecuente de defender la soberanía propia frente a las injerencias imperialistas de los poderes centrales.

Pero resulta que, en este caso, quienes promueven las consultas populares ilegales son rivales políticos del líder del MAS. Y claro, no es cuestión de avalar a quienes combaten ideológica y políticamente una de las experiencias más novedosas del socialismo del siglo XXI.

Por eso, hoy, en lugar de informar cumplidamente sobre el referendum celebrado ayer en Tarija, presentándolo como expresión de un pujante movimiento tarijeño a favor de su autogobierno, publican una entrevista con José Pimentel Castillo, un diputado boliviano del MAS, de la que elevan a la categoría de titular, la siguiente frase: “Soñamos con el socialismo, entendido como igualdad plena”.

Pimentel, obviamente, no ve con buenos ojos las consultas populares, en las que sólo ve un intento de las élites departamentales para concentrar el poder en sus capitales. Cuando el Movimiento Al Socialismo se imponga definitivamente, la autonomía será plena, armónica y popular. Como lo fue la de las Repúblicas Socialistas Soviéticas.

2 Respuestas a “El Movimiento Al Socialismo de Evo Morales en Euskadi

  1. Buscar analogías con los problemas de otros Pueblos es un recurso muy viejo, y casi siempre poco afortunado.

    En la Euskadi de la postguerra, los ejemplos a seguir eran EEUU como gran potencia demócrata que había liberado a Europa del terror nazi, y el Pueblo Judío como ejemplo de Pueblo perseguido, manteniendo su identidad con sacrifico y dignidad en las condiciones más adversas. Eran los tiempos de Irala, Galíndez, etc. de colaboración del PNV en el exilio con la CIA esperando que como recompensa el Gran Jefe Blanco de Whashington nos echara una manita….

    Llegó la visita de Eisenhower a Franco que puso fin al aislacionismo diplomático de la Dictadura, la putrefacción del problema de Oriente Medio con posturas cada vez más agresivas por parte de Israel, y hoy en Euskadi tenemos una de las juventudes más anti-americanas y anti-israelitas de toda Europa occidental.

    La Revolución cubana, de claro signo nacionalista anti-colonialista, con el triunfo de Fidel, y la fetichización de la figura del Ché contribuyeron al descrédito entre nosotros del antes amigo americano.

    En las fiestas de nuestros pueblos se queman banderas USA (Penalmente es más barato que quemar banderas españolas) y los jarraitxus llevan con orgullo pañuelos palestinos al cuello que durante las ekintzas les sirven de antifaz.

    El mismo manual de estilo del buen batasuni que le obliga a disculpar o a defender cualquier salvajada de ETA, le impide reconocer un solo defecto del obsoleto régimen cubano bajo pena de ser reo de revisionismo mitxelin y pequeñoburgués.

    En la misma línea, Lula, Evo Morales e incluso esa especie de chusquero bravucón impresentable que es Hugo Chávez, son los nuevos tótems intocables de nuestra presunta izquierda, con licencia para hacer y deshacer a su antojo en nombre de la sagrada revolución liberadora de esos otros pueblos oprimidos en cuyos espejos nos miramos.

    No estoy muy seguro de si mis problemas identitarios con el Estado español guardan algún tipo de paridad con los de las tribus amazónicas. Desde luego la comparación del nivel de Renta de los vascos respecto de su colonizador no guarda ninguna semejanza con la de esos pueblos indígenas respecto de sus metrópolis.

    Tampoco creo que eso preocupe a nadie. Lo mismo que ETA tiene siempre razón por definición, porque defiende al pueblo oprimido, Fidel, Morales, Chávez, etc. tendrán siempre razón, hagan lo que hagan, y a su vez el que tengan siempre razón servirá para demostrar, en justa reciprocidad, que ETA siempre la tiene.

    Y el que lo dude, es un burgués, tibio autonomista, que defiende su “poltrona” y que aunque predique abertzalismo, en su casa en algún lugar secreto tiene una gran bandera española con un reclinatorio dispuesto para adorarla en privado. He dicho.

  2. Pingback: Bookmarks about Euskadi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s