Patxi López o el abismo del vacío programático

LeónJosu Erkoreka en su blog.

El pasado domingo, la prensa publicó una extensa entrevista con Patxi López. La leí más por obligación que por devoción, porque no tenía aspecto de encerrar grandes novedades. Su detenida recensión me confirmó en la impresión inicial. Era una entrevista plana e insulsa. Si es verdad que la entrevista refleja al personaje, en la del secretario general del PSE me he encontrado con una total orfandad programática y una gravísima ausencia de liderazgo.

Sé, por experiencia, que no siempre que el político es entrevistado por un medio de comunicación tiene que desvelar todos sus proyectos o volcar en el interviú toda su munición dialéctica. La coyuntura obliga, no pocas veces, a mantenerse prudente y conservador, limitándose a repetir ideas y mensajes expresados ya con anterioridad, aun a costa de que los profesionales de la información se nos quejen de no haberles dado titulares.

Pero no es ese el caso de Patxi López, evidentemente. Ni él ni sus compañeros de partido sienten rubor alguno en reconocer que están esperando su gran oportunidad. Ni él ni sus compañeros ocultan que el escenario electoral abierto tras los comicios del 9-M, les sitúa ante la mayor expectativa de los últimos tiempos. En el caso personal de Patxi López, esto significa que se encuentra en el punto culminante de toda su trayectoria política. Nunca antes se había encontrado ante una ocasión tan clara de dar satisfacción a sus ambiciones políticas y, muy probablemente, nunca después se encontrará ante una tesitura semejante.

Se supone que es ocasiones como ésta cuando los líderes políticos han de echar el resto y desplegar al máximo sus dotes persuasivas. Pues bien, si atendemos a lo publicado en la entrevista del domingo, parece claro que no es el caso de Patxi López. Y si lo es -cosa que no descarto- peor. Mucho peor. Porque significa que las profundas carencias que resultan perceptibles en la entrevista -tanto en lo que afecta al relieve humano del personaje como a su proyecto político- son un fiel reflejo de la realidad.

Lo digo sin rodeos. La personalidad política que denota la conversación publicada, carece de la profundidad y la solvencia necesarias para alguien que pretende abanderar la alternancia en el Gobierno vasco. Sin acritud. Su discurso me ha parecido muy pobre. Delata una gran falta de liderazgo y está construido sobre dos o tres tópicos muy manidos y un puñado de descalificaciones gratuitas proyectadas sobre el PNV en general y el Lehendakari en particular. ¿Y su proyecto? ¿Cuál es su proyecto para Euskadi? Nada recoge la entrevista que se asemeje, siquiera remotamente, a un proyecto político. Nada, más allá de buenas intenciones que ya se han acreditado inútiles y frases sonoras pero vacías, que hablan de cosas intangibles como recuperar el “alma” del Estatuto de Gernika.

Comencemos por la falta de liderazgo. López dedica más tiempo a criticar al PNV, a “los nacionalistas” y a Ibarretxe, que a explicar sus planes. Hasta el titular de la entrevista está construido sobre una ridícula crítica a Ibarretxe. Esto es justo lo contrario de lo que aconsejan los manuales de liderazgo. Da la impresión de que quiere abrirse camino en la política, sirviéndose más de lo que considera fallos ajenos, que de los méritos propios. Que siga así.

Por lo demás, resulta lacerante que alguien que aspira a ser Lehendakari, reaccione ante las gravísimas declaraciones de Alfonso Guerra -aquellas en las que solicitaba la aplicación del artículo 155 de la Constitución, para suspender la autonomía vasca-, con una respuesta tan endeble como la que da: “Ni las comparto ni representa al PSE ni al PSOE. Las rechazo”. Yo, francamente, hubiera esperado una firmeza mayor de quien pretende acceder a la máxima representación institucional de Euskadi. Una mayor rotundidad. Una respuesta del tipo de “Ese señor no tiene nada que decir sobre el autogobierno vasco. Aquí se hará lo que disponga el PSE y Alfonso Guerra, le guste o no, tendrá que acatarlo”.

Alfonso Guerra se jacta públicamente de ser uno de los principales responsables del cepillado que el Estatut de Catalunya padeció durante su tramitación en las Cortes Generales. Y ha desvelado ante los medios que Zapatero le felicitó y agradeció personalmente por la labor que desarrolló en ese sentido. ¿Alguien se cree que con una reacción tan tenue y timorata, Patxi López sería capaz de oponer una resistencia eficaz ante una hipotética ofensiva de Alfonso Guerra reclamando la suspensión del autogobierno vasco?
Yo, de verdad, creo que en una tesitura como esa, el presidente de la Comisión Constitucional del Congreso de los Diputados no tendría ni para empezar con Patxi López.

La falta de proyecto de Patxi López está latente a lo largo de toda la entrevista. El candidato del PSE sustituye sus propuestas por frases poéticas, de formulación atractiva, pero vacías de contenido, como las siguientes: “Lo que ponemos encima de la mesa es el sentido común para que algún día sea el más común de los sentidos”. Como se ve, una gran aportación intelectual y un gran descubrimiento programático para las necesidades de Euskadi. Rajoy lleva cuatro años diciendo cosas parecidas en torno al sentido común. Ahí va otra: “Siempre hemos dicho que (el Estatuto de Gernika) tiene cuerpo de ley y alma de pacto. Es mucho más que un listado de transferencias. Nosotros queremos recuperar ese alma, ese espíritu”. Esta supera el estadio de la poesía. Parece, más bien, una frase extraída de un catecismo católico tridentino.

Bien claro queda que el programa de Patxi es inaprensible, evanescente, casi esotérico. Está compuesto de sentido común, alma y espíritu.

El problema radica en que, a la hora de dotar de compromisos concretos estas frases de inspiración metafísica, el discurso de Patxi López suena a hueco. Dice, por ejemplo, que “el primer partido que presentó una propuesta en el Parlamento en la comisión que hubo de autogobierno fue el partido socialista. Y después hemos presentado más”. Lo que no dice es que algunos de los contenidos de esas propuestas han sido presentados por el PNV en el Congreso de los Diputados e inmediatamente rechazados con el voto en contra del PSOE, incluido el de los 9 diputados socialistas vascos. ¿Qué credibilidad tienen las propuestas de Patxi López sobre el autogobierno, cuando sus superiores en Madrid las rechazan en el Congreso de los Diputados, obligando a los diputados vascos a votar en contra de las mismas?

No menos contradictorio resulta su compromiso con las trasferencias pendientes. Precisamente ahora que el Gobierno de Zapatero acaba de rechazar, expresamente, en el Congreso de los Diputados, nuestra solicitud de trasferir a Euskadi la Investigación científica y técnica. Patxi dice que es partidario de “negociarlas”. ¿Negociarlas? ¿Con quién, si Zapatero acaba de decir que no hay negociación posible?

En fin, ¿para qué seguir? Todo suena vacío y ayuno de compromiso real. Patxi no tiene proyecto para Euskadi. No sé si porque carece de él, o porque sus superiores de Madrid no le dejan llevar a cabo el que eventualmente pudiera esbozar y proponer, porque si algo está claro en el PSOE es que la última palabra en los temas relativos a Euskadi, siempre la tiene Madrid: López propone y Rodríguez dispone.

Sin embargo, López tiene la esperanza de que el electorado vasco aprecie y valore su actitud. Al valorar los resultados del pasado 9-M reconoce que “mucha gente avaló la política de Zapatero”, pero afirma que “también hubo un alto apoyo a la posición del PSE”. Que siga así. Que siga creyendo que los votantes vascos respaldan “la posición del PSE”; una posición que, según hemos visto es, exactamente eso: Una pose, sin contenido, dinamismo ni proyección. Que siga creyendo que el electorado vasco puede aupar a la Lehendakaritza a alguien sin programa y sin capacidad de liderazgo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s